Ir al contenido

Talleres

Sumate para debatir, conocer experiencias diferentes, intercambiar prácticas políticas y participar en talleres junto a activistas, alcaldesas, intendentes,  concejales y movimientos sociales de diversas ciudades que están transformando la sociedad desde abajo. Acá vas a poder ver info de las formas de participación que ofrece Ciudades Sin Miedo, y abajo vas a encontrar el formulario para inscribirte a las actividades de las que quieras formar parte.

1) EN CASO DE EMERGENCIA: MUNICIPALISMO!

La crisis civilizatoria exige cambios en la manera de decidir, de ser representados y de organizar la vida en común. En lo que va de este siglo, las instituciones y los partidos no han estado hasta ahora a la altura de las transformaciones en las formas de vida. Debemos refundar la democracia desde lo local con una mirada global y el municipalismo ofrece respuestas posibles sobre cómo abordar los complejos problemas del siglo XXI, articulando la construcción social-territorial con la dinámica político-institucional.

A partir de estas premisas proponemos pensar las potencias, alcances y límites de las dinámicas organizacionales en un diálogo abierto entre diferentes experiencias municipalistas de Latinoamérica y el mundo. ¿Cómo puede contribuir el municipalismo a enfrentar los desafíos globales? ¿Cómo construir un liderazgo colectivo de la ciudad frente al avance del mercado en todas partes? ¿Cómo generamos nuevos instrumentos políticos para democratizar las instituciones?

2) SEGURIDAD DEMOCRÁTICA.  LUCHAS CONTRA LAS VIOLENCIAS Y EL NARCOTRÁFICO

En las ciudades del sur global, desigualdad y violencia son dos caras de la misma moneda. Asistimos a lo que Rita Segato denominó “pedagogía de la crueldad” que diseña escenarios de guerra vinculados a la informalización de la economía y el lavado de dinero. La penetración del narcotráfico en el Estado, el mercado y la sociedad, innumerables casos de violencia institucional, conflictos de violencia territorial, violencia política y las trágicas consecuencias de la llamada “guerra contra el narcotráfico”.

Las ciudades ya no podemos excusarnos en la falta de competencias. En este taller queremos recoger algunas experiencias audaces que propusieron nuevos paradigmas y respuestas a una pregunta urgente ¿Cómo pensar estrategias para una política de seguridad democrática desde las ciudades?

3) BIENES COMUNES URBANOS Y DESPRIVATIZACIÓN DE LA VIDA

Tanto los gobiernos nacionales como los gobiernos locales han priorizado con frecuencia la alianza con el mercado mediante la privatización de los bienes y servicios públicos, convirtiendo los recursos básicos para la reproducción de la vida en las ciudades en un  mero bien de consumo. Desde el ordenamiento, la vivienda, la educación  del territorio, el sistema de transporte y la gestión de los residuos hasta el acceso a la salud.

Es tarea del municipalismo recuperar esos bienes comunes y generar alternativas de gestión ambientalmente sustentables y económicamente accesibles a nivel local para garantizar el acceso a los derechos fundamentales. Junto a alcaldes, concejalas, funcionarios y referentas de distintas organizaciones vamos a reflexionar en torno a la disputa por la tierra en las ciudades, la movilidad en la post pandemia, la remunicipalización de los servicios públicos, la financiarización de la vivienda, la especulación del mercado inmobiliario y las estrategias para limitar el poder de los lobbies.

4) BATALLA CULTURAL Y COMUNICACIÓN POPULAR

A pesar de la crisis del horizonte neoliberal, que ya no tiene nada que ofrecer a las mayorías salvo pobreza y precariedad, convivimos con un sistema de valores totalmente permeado en la sociedad, como el individualismo, la exclusión social, el consumismo, la meritocracia y la presencia del mercado en todas partes. La verdadera batalla cultural consiste en oponer al sistema de creencias y de vida que propone el neoliberalismo una cosa distinta. Y son muchas las experiencias que vienen dando una pelea en ese plano.

Con ellas vamos a analizar las estrategias para la defensa de los espacios comunes y cómo abordar problemáticas sociales a través de la cultura. También nos preguntamos: ¿Qué herramientas tenemos para comunicar en red y aumentar el alcance y la influencia de nuestros movimientos y colectivos? ¿Cómo construir una agenda diferente frente a los grandes medios?

5) NI ESTADO NI MERCADO: GESTIÓN SOCIAL DE LO COMÚN

La política no se reduce a las instituciones o al gobierno formal sino a la capacidad de dar respuestas a problemas colectivos a través experiencias que generen transformaciones concretas de las condiciones de vida y contribuyan a construir una sociedad mejor. Frente al desinterés del mercado y la incapacidad del Estado para garantizar efectivamente los derechos ciudadanos, la sociedad se empodera e inventa plataformas de gestión social para hacerlos realidad.  

En este taller vamos a pensar junto a esas prácticas de organización y gestión social de lo común: ¿Cómo construimos nuevas institucionalidades educativas, deportivas, de salud, económicas y culturales para volver a entramar nuestras ciudades de manera justa e igualitaria? ¿Cómo estas acciones colectivas generan un nuevo tipo de poder que desafía el sistema existente, ofreciendo respuestas alternativas a las de las instituciones capitalistas y patriarcales? ¿Es posible traducir estos aprendizajes en políticas públicas de escala?

6) EL FUTURO DEL TRABAJO: UBERIZACIÓN O ECONOMÍA POPULAR

Una de las consecuencias letales del neoliberalismo es la crisis del empleo como paradigma ordenador de la vida. Aprendimos que desarrollo y crecimiento no son lo mismo que trabajo y dignidad. Las ciudades dejaron de ser aquellos territorios de oportunidad para encontrar un empleo digno y de calidad,  convirtiéndose en los últimos años en el escenario ideal para el desarrollo de la uberización de una economía global- local que profundiza la informalidad y la precarización cada vez más arriba en la pirámide social.

Sin embargo, en la calle, en la plaza, en el barrio, en las fábricas recuperadas, en basurales a cielo abierto, en fin, en los espacios urbanos que el capital descarta, florecen experiencias que prefiguran formas alternativas y políticas públicas serias para abordar esta crisis terminal mediante la organización colectiva, la economía popular, el cooperativismo y los medios de producción en manos de sus trabajadorxs.

7) URBANIZACIÓN DE BARRIOS POPULARES: CREAR COMUNIDAD, HACER CIUDAD

La desigualdad y la crisis de violencia urbana son las grandes deudas de la democracia a nivel global que se materializan en las ciudades con fuertes contrastes en lo que llamamos fragmentación urbana. Pese a los repuntes económicos que vivieron los países de nuestra región en los inicios del siglo XXI la territorialización de las diferencias sociales, se siguió profundizando. Eso revela la necesidad de tener una política progresista  y popular para las ciudades. Si bien se ha avanzado en muchas leyes que deberían garantizar el derecho a la vivienda, a un ambiente saludable y a condiciones materiales de vida digna, la realidad nos demuestra que faltan poderes reales que hagan operativos tales derechos.  

Existen distintas experiencias virtuosas en Latinoamérica que van en ese sentido y con las cuales queremos pensar modelos de ciudad que pongan a las personas y los cuidados en el centro.  A partir de estrategias de integración socio urbana de los barrios populares (favelas, chabolas, arrabales, etc), la autoconstrucción del hábitat y el urbanismo social vamos a compartir herramientas jurídicas, económicas, urbanas, sociales y de gestión para diseñar soluciones integrales contra la pobreza urbana estructural. ¿Cómo articular en el territorio: gobiernos, servicios públicos, cooperativas, universidades y organización social para avanzar en políticas públicas a largo plazo?

8) MUNICIPALISMO PARA TODXS: MUNICIPALISMO EN COMUNAS, PUEBLOS Y ÁREAS RURALES

Las ciudades, sea cual sea su tamaño o cantidad de población, no son un preámbulo ni el trampolín de otras luchas sino nuestro campo de batalla cotidiano. Y la proximidad es nuestra herramienta principal. Así, el municipalismo encuentra en las ciudades pequeñas o medianas la posibilidad de aprovechar la diversidad y generar nuevas identidades colectivas a través de la confluencia de ciudadanxs y grupos comunitarios que, a pesar de las restricciones  presupuestarias o las competencias institucionales limitadas, han logrado construir una agenda política y cambios importantes que mejoran la calidad de vida de su gente a través del respeto al ambiente, la movilidad sustentable, el urbanismo transformador y la participación ciudadana.

Nos proponemos pensar y desarrollar los principios y aprendizajes del municipalismo en ciudades intermedias, pueblos y áreas rurales ¿Cómo desarrollar plataformas, herramientas y espacios de cooperación horizontal en el territorio? ¿Cómo construir una red de ciudades y comunas por el bien común a nivel nacional, continental y mundial?  

9) CIUDADES POR LA SOBERANÍA ALIMENTARIA

Si algo nos reveló la pandemia es que durante décadas nos acostumbraron a creer que las ciudades solo podían ser consumidoras voraces e ilimitadas de recursos procedentes de lugares desconocidos o meras receptoras de dólares del agronegocio para construir edificios. Bajo ese engaño el mercado convirtió nuestras zonas rurales y periurbanas de producción de alimentos en un bien de cambio para la especulación inmobiliaria e industrias contaminantes.  

Es la lucha de organizaciones campesinas, de la agricultura familiar y colectivos ambientales, en alianza con movimientos sociales urbanos y municipios, la que instaló este problema en el centro de la agenda política del siglo XXI. ¿Cómo efectivizar el derecho a la alimentación en las ciudades? ¿Hay producción de alimentos sin acceso a la tierra? ¿Pueden las ciudades combatir la inflación que genera más pobreza?

10) DEMOCRACIA PROTAGÓNICA, SOCIEDADES EN MOVIMIENTO E INNOVACIÓN POLÍTICA

Si al mundo lo arruinaron desde arriba, vamos a arreglarlo desde abajo Una de las claves diferenciales del municipalismo frente a la crisis de representación política e institucional, es la búsqueda de nuevas formas de organización y acción democrática más horizontales, colectivas y conectadas a lo vital que se construyen de abajo hacia arriba. Nuevas formas de pensar cómo hacer política, cómo tomar decisiones y cómo vivir en comunidad. Las sociedades vivimos en el siglo XXI pero las instituciones estatales parecen haber quedado ancladas en los albores del siglo XX ¿Cómo refundar la democracia en este contexto?

Desde esta perspectiva, convocamos a colectivos, movimientos, organizaciones, asociaciones y diversas experiencias políticas que trabajan para unir innovación política con transformación social, participación protagónica de la comunidad con cercanía, poder popular con cogestión de políticas públicas, movilización social con procesos constituyentes. Esperamos, con todxs ellxs compartir en voz alta algunas preguntas de este tiempo ¿Cómo construir nuevas arquitecturas de poder e ingeniería de las instituciones? ¿Qué proyectos de reformas políticas, herramientas tecnológicas y mecanismos de coproducción de políticas públicas podemos desplegar para mejorar la eficiencia estatal, al mismo tiempo que distribuimos el poder?